En realidad no es algo obligatorio, si cuentas con una empresa lo suficientemente grande y sólida como para contratar a un grupo de personas que se encarguen de tal oficio, sería perfecto. Pero si por el contrario piensas que es mucho lo que debes invertir en sueldos y posibles capacitaciones, es mejor que trabajes de la mano de un equipo que ya está conformado, conoce del tema y se mantiene en capacitación constante. Así lo que pagas en sueldos, lo inviertes en publicidad.

Normalmente las agencias de marketing digital se convierten en aliadas estratégicas de sus clientes, de esa manera todos crecen juntos y trabajas con alguien que ya conoce tu empresa y entiende sus objetivos. En caso de tener que buscar nuevos proveedores de servicios de manera constante, tendrás que transmitir la misma información una y otra vez.